La abadesa de Crewe – Muriel Spark
Páginas: 160

ISBN: 978-950-9749-38-2
Traducción Lucrecia M. de Sáenz

 

La abadesa de Crewe ocurre como un cuento de hadas exasperado, rica en circunstancias y detalles que gravitan en el lugar en que el título nos sitúa, entre religiosas que desplazan casi involuntariamente el conflicto y lo conducen, con cierta parsimonia dolorosa, de la pleitesía al agravio. Con una virtuosa precognición, la autora coloca en la novela un sistema de mensajes interno que socava rápidamente la información, la magnetiza con un método que tiene al mismo tiempo algo de político y algo de maléfico. El conflicto mismo no tarda en encontrar una importancia capital, pero es el tratamiento de los matices y los escrúpulos lo que asienta la reputación de Muriel Spark, una de las más geniales escritoras del siglo xx.

En Crewe, entre dos personalidades diferentes que desequilibran cualquier liviandad de la trama, los estamentos garantizan el conocimiento, y hasta la erudición, con patrones y condiciones cambiantes. Dos autoridades se enfrentan y tratan de llegar a la conquista: el título de abadesa de Crewe, el que asegura el dominio —parcial, pero inobjetable— dentro del esquema de poder que la novela instala.

En 2018 se cumplieron 100 años del nacimiento de Muriel Spark. La Bestia Equilátera celebra el aniversario con la publicación de una de sus novelas más emblemáticas, a la que seguirá Curriculum vitae, su autobiografía, un documento bibliográfico que esclarece muchas de las circunstancias de su apasionante vida.

LUIS CHITARRONI

Muriel Spark nació en Edimburgo en 1918, de padre escocés y madre inglesa. A los diecinueve años contrajo matrimonio con S. O. Spark y pronto se mudaron a Rodesia, la actual Zimbabue. En 1938 tuvieron un hijo, Samuel, conocido como Robin. En 1944 Muriel Spark se trasladó a Inglaterra, donde desempeñó labores de contraespionaje en el departamento de propaganda antinazi del Ministerio de Asuntos Exteriores. Allí conoció a Graham Greene, con quien entabló una amistad que duraría toda la vida.

Poeta y novelista, escribió también libros para niños, obras para radio, una comedia: Doctors of Philosophy, estrenada en 1962 en Londres y publicada en 1963, y biografías de figuras literarias del siglo xix, Mary Shelley y Emily Brontë entre ellas. Es más conocida por sus relatos y novelas, que incluyen Memento mori (1959), La intromisión (1981), Muy lejos de Kensington (1988), Los encubridores (2000), entre muchas otras.

Por su larga carrera de logros literarios ha sido internacionalmente aclamada y ha merecido numerosos premios, incluidos el T. S. Eliot, el David Cohen, el Observer para cuento corto y el Boccaccio, de repercusión europea. En 1993 recibió el título de Dama al Servicio del Imperio Británico. Murió en su casa en la Toscana en abril de 2006.

La abadesa de Crewe (1974) tuvo su adaptación al cine en el año 1977, con el título de Nasty Habits, dirigida por el norteamericano Michael Lindsay-Hogg, con Glenda Jackson en el rol de Alexandra.

'La abadesa de Crewe' de Muriel Spark (tapa monja)

$830,00
'La abadesa de Crewe' de Muriel Spark (tapa monja) $830,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

La abadesa de Crewe – Muriel Spark
Páginas: 160

ISBN: 978-950-9749-38-2
Traducción Lucrecia M. de Sáenz

 

La abadesa de Crewe ocurre como un cuento de hadas exasperado, rica en circunstancias y detalles que gravitan en el lugar en que el título nos sitúa, entre religiosas que desplazan casi involuntariamente el conflicto y lo conducen, con cierta parsimonia dolorosa, de la pleitesía al agravio. Con una virtuosa precognición, la autora coloca en la novela un sistema de mensajes interno que socava rápidamente la información, la magnetiza con un método que tiene al mismo tiempo algo de político y algo de maléfico. El conflicto mismo no tarda en encontrar una importancia capital, pero es el tratamiento de los matices y los escrúpulos lo que asienta la reputación de Muriel Spark, una de las más geniales escritoras del siglo xx.

En Crewe, entre dos personalidades diferentes que desequilibran cualquier liviandad de la trama, los estamentos garantizan el conocimiento, y hasta la erudición, con patrones y condiciones cambiantes. Dos autoridades se enfrentan y tratan de llegar a la conquista: el título de abadesa de Crewe, el que asegura el dominio —parcial, pero inobjetable— dentro del esquema de poder que la novela instala.

En 2018 se cumplieron 100 años del nacimiento de Muriel Spark. La Bestia Equilátera celebra el aniversario con la publicación de una de sus novelas más emblemáticas, a la que seguirá Curriculum vitae, su autobiografía, un documento bibliográfico que esclarece muchas de las circunstancias de su apasionante vida.

LUIS CHITARRONI

Muriel Spark nació en Edimburgo en 1918, de padre escocés y madre inglesa. A los diecinueve años contrajo matrimonio con S. O. Spark y pronto se mudaron a Rodesia, la actual Zimbabue. En 1938 tuvieron un hijo, Samuel, conocido como Robin. En 1944 Muriel Spark se trasladó a Inglaterra, donde desempeñó labores de contraespionaje en el departamento de propaganda antinazi del Ministerio de Asuntos Exteriores. Allí conoció a Graham Greene, con quien entabló una amistad que duraría toda la vida.

Poeta y novelista, escribió también libros para niños, obras para radio, una comedia: Doctors of Philosophy, estrenada en 1962 en Londres y publicada en 1963, y biografías de figuras literarias del siglo xix, Mary Shelley y Emily Brontë entre ellas. Es más conocida por sus relatos y novelas, que incluyen Memento mori (1959), La intromisión (1981), Muy lejos de Kensington (1988), Los encubridores (2000), entre muchas otras.

Por su larga carrera de logros literarios ha sido internacionalmente aclamada y ha merecido numerosos premios, incluidos el T. S. Eliot, el David Cohen, el Observer para cuento corto y el Boccaccio, de repercusión europea. En 1993 recibió el título de Dama al Servicio del Imperio Británico. Murió en su casa en la Toscana en abril de 2006.

La abadesa de Crewe (1974) tuvo su adaptación al cine en el año 1977, con el título de Nasty Habits, dirigida por el norteamericano Michael Lindsay-Hogg, con Glenda Jackson en el rol de Alexandra.