Traducción de Ernesto Montequin

 

Cada verano, tres mujeres van a pasar juntas sus vacaciones en una casa de la campiña inglesa. El encuentro parece repetirse todos los años de la misma manera, pero esta vez un suceso trágico acontecido en el mismo comienzo trae la inminencia de algo distinto.

Camilla se siente extrañamente atraída por un hombre que conoce en el tren. Liz, ahora casada y con un bebé, descubre que sus días de reposo ya no son como los de antes, y Frances solo piensa en pintar cuadros más y más oscuros y tocar el piano.

Luego del extraordinario éxito de Prohibido morir aquí, Elizabeth Taylor regresa con otra traducción consagratoria de Ernesto Montequin. Una corona de rosas es una maravillosa exploración de la amistad frente a los inevitables cambios que supone el paso del tiempo. ¿Qué peligros estamos dispuestos a afrontar para tratar de evitar la soledad? La virtuosa amalgama de lo macabro con situaciones cotidianas, una gracia poética que no le resta precisión al detalle narrativo, los diálogos exquisitos, su milagrosa ironía y los cautivantes personajes convierten a esta novela en un misterioso hechizo que nos deja por completo deslumbrados.

 

 

“Tomen a esta novela como mi declaración personal sobre la vida”.

ELIZABETH TAYLOR

 

"Sofisticada, sensible y brillantemente divertida, con una especie de ingenio femenino despojado y penetrante".

ROSAMOND LEHMANN

 

“Admiro a Elizabeth Taylor, una autora de gran sutileza, compasión y profundidad. Vuelvo a leer sus novelas una y otra vez, tratando de descubrir cómo lo hace”.

SARAH WATERS

 

Elizabeth Taylor (1912-1975) nació en Berkshire, Inglaterra. Su padre era agente de seguros y su madre modista. Se educó en la escuela Abbey, de Reading. Trabajó como institutriz y como bibliotecaria. A los veinticuatro años se casó con John William Kendall Taylor, un reconocido pastelero y dueño de una fábrica de chocolate. Tuvieron dos hijos.

Fue amiga del crítico Robert Liddell y de Ivy Compton-Burnett, con quien compartió una admiración mutua. Kingsley Amis la consideraba una de las mejores escritoras del siglo xx en lengua inglesa, y Antonia Fraser señaló que era una de las autoras más injustamente olvidadas. Pero el primero que reconoció su talento fue Peter (Pan) Davies, quien publicó At Mrs. Lippincote’s en el año 1945. A ese libro le siguieron, entre otros, La señorita Dashwood (1946), Una vista del puerto (1947), El juego del amor (1951), Ángel (1957), En el verano (1961), A Wedding Group (1968) y Prohibido morir aquí (1971).

Era tímida, reservada, enemiga de la notoriedad; daba pocos reportajes, para disgusto de sus editores. En una de las entrevistas contó que todos los argumentos de sus novelas se le ocurrían mientras planchaba. Una corona de rosas (1949) tuvo su adaptación al cine en el año 1987, escrita por Peter Prince y dirigida por el inglés John Madden, con Joanna McCallum en el rol de Camilla.

 

Una corona de rosas de Elizabeth Taylor

$18.100
Una corona de rosas de Elizabeth Taylor $18.100
Entregas para el CP:

Medios de envío

Traducción de Ernesto Montequin

 

Cada verano, tres mujeres van a pasar juntas sus vacaciones en una casa de la campiña inglesa. El encuentro parece repetirse todos los años de la misma manera, pero esta vez un suceso trágico acontecido en el mismo comienzo trae la inminencia de algo distinto.

Camilla se siente extrañamente atraída por un hombre que conoce en el tren. Liz, ahora casada y con un bebé, descubre que sus días de reposo ya no son como los de antes, y Frances solo piensa en pintar cuadros más y más oscuros y tocar el piano.

Luego del extraordinario éxito de Prohibido morir aquí, Elizabeth Taylor regresa con otra traducción consagratoria de Ernesto Montequin. Una corona de rosas es una maravillosa exploración de la amistad frente a los inevitables cambios que supone el paso del tiempo. ¿Qué peligros estamos dispuestos a afrontar para tratar de evitar la soledad? La virtuosa amalgama de lo macabro con situaciones cotidianas, una gracia poética que no le resta precisión al detalle narrativo, los diálogos exquisitos, su milagrosa ironía y los cautivantes personajes convierten a esta novela en un misterioso hechizo que nos deja por completo deslumbrados.

 

 

“Tomen a esta novela como mi declaración personal sobre la vida”.

ELIZABETH TAYLOR

 

"Sofisticada, sensible y brillantemente divertida, con una especie de ingenio femenino despojado y penetrante".

ROSAMOND LEHMANN

 

“Admiro a Elizabeth Taylor, una autora de gran sutileza, compasión y profundidad. Vuelvo a leer sus novelas una y otra vez, tratando de descubrir cómo lo hace”.

SARAH WATERS

 

Elizabeth Taylor (1912-1975) nació en Berkshire, Inglaterra. Su padre era agente de seguros y su madre modista. Se educó en la escuela Abbey, de Reading. Trabajó como institutriz y como bibliotecaria. A los veinticuatro años se casó con John William Kendall Taylor, un reconocido pastelero y dueño de una fábrica de chocolate. Tuvieron dos hijos.

Fue amiga del crítico Robert Liddell y de Ivy Compton-Burnett, con quien compartió una admiración mutua. Kingsley Amis la consideraba una de las mejores escritoras del siglo xx en lengua inglesa, y Antonia Fraser señaló que era una de las autoras más injustamente olvidadas. Pero el primero que reconoció su talento fue Peter (Pan) Davies, quien publicó At Mrs. Lippincote’s en el año 1945. A ese libro le siguieron, entre otros, La señorita Dashwood (1946), Una vista del puerto (1947), El juego del amor (1951), Ángel (1957), En el verano (1961), A Wedding Group (1968) y Prohibido morir aquí (1971).

Era tímida, reservada, enemiga de la notoriedad; daba pocos reportajes, para disgusto de sus editores. En una de las entrevistas contó que todos los argumentos de sus novelas se le ocurrían mientras planchaba. Una corona de rosas (1949) tuvo su adaptación al cine en el año 1987, escrita por Peter Prince y dirigida por el inglés John Madden, con Joanna McCallum en el rol de Camilla.